La fe y la historia

Por: Caludia Urbibe

UribePhoto by Pixabay on Pexels.com

En el desarrollo de una cosmovisión cristiana en formación, nacen inquietudes de cómo sería la vida de este lado del cielo, si se llevaran a cabo medidas que pusieran término a las prácticas pecaminosas del mundo, o qué pasaría si una sociedad experimentara un gran avivamiento (entendido este como mucha gente convirtiéndose). La historia nos da estas respuestas. Mirar atrás  y buscar en los registros de la historia muchas de nuestras pretensiones; es como tratar de ver el estado futuro de muchos de nuestros anhelos. Un encuentro amargo con la realidad del pecado en un mundo y una humanidad caída; pero también una afirmación en la esperanza de que muchos de nuestros anhelos se verán cumplidos, cuando ya no podamos pecar, en los Cielos Nuevos y la Tierra Nueva. Mirar al pasado y ver lo que sucedió con la Roma de Constantino, la Ginebra de Calvino, la Inglaterra de los puritanos, el Estados Unidos de las 13 colonias. Que en su anhelo legítimo de ver sociedades legisladas por la Biblia, terminaron ofreciendo un cristianismo normativo y no redentivo, dando paso a la iglesia como una institución política que impone normas y estándares cristianos. Movimientos como “la imaginación al poder” en Francia,  el “rock inglés de los 60” en Estados Unidos e Inglaterra; surgieron como respuesta a la imposición de una identidad cristiana y la búsqueda de una identidad propia. Buscaban rechazar las normas cristianas impuestas. Imponer normas y estándares cristianos es negar la verdad que la Biblia enseña “la ley está para mostrarnos nuestra incapacidad de cumplirla y la necesidad de un salvador”. Esta respuesta no es mas que una afirmación de la antropología cristiana.

Photo by Hugo Entrepreneur on Pexels.com

El cristianismo fue ofrecido como una institución impositiva que a su vez era  incapaz de confrontar la maldad de los poderes prevalecientes de la época. Movimientos que nacieron con la pregunta “¿papá y tu donde estabas cuando la guerra? Se revelaban ante la imposición de normas por poderes, que al tiempo que hablaban de estándares morales, oprimían a otros pueblos débiles en ausencia de toda moralidad. La historia nos muestra en perspectiva, la contradicción que resulta de una institución portadora de la verdad de Dios que al mismo tiempo sea un poder político o una autoridad civil.

Esto redunda en una injerencia mutua en asuntos que por definición son separados el uno del otro y peor aún, en ser vistos como un solo poder. El poder. La historia evidencia que la verdad es verdadera,  la iglesia no solo es peregrina en teoría; sino que hacerla un poder en la práctica es anularla y acabar con su influencia. La influencia de la iglesia no se ejerce en el poder porque así se anula así misma. La iglesia tiene influencia precisamente fuera del poder, nuestro llamado es a denunciar el pecado detrás del poder (político, ético, económico) evidenciar que es contrario a Dios y ofrecer redención en Cristo. Donde quiera que Cristo sea predicado y se cree en Él, los poderes que rigen este mundo son limitados. Colosenses 2:15 “y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz”.


La historia nos regresa al papel de la iglesia por definición, una definición que es dada en las Escrituras a través de la historia del Israel de Dios que continua con la iglesia. No en vano profecía es probada en la historia.

La iglesia es una minoría al lado del camino, que reconoce la influencia que los poderes ejercen en la conciencia humana. Y en el lado opuesto de “la voz del poder”, hace contrapeso con su voz profética, que se hace más fuerte con el testimonio de una vida en sociedad redimida en Cristo.

Publicado por academiacharlesspurgeon

Academia Teológica Charles Spurgeon. Iniciativa de la Iglesia Cristiana Reformada El Redentor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: